14.10.04

La toxoplasmosis

Bajo ese extraño nombre se encuentra una zoonosis (enfermedad que los animales pueden transmitir al hombre, o viceversa), responsable del abandono anual de miles de gatos. Los felinos son los únicos animales capaces de liberar las formas del parásito, llamado toxoplasma gondii, que contagian al hombre. Se trata de una enfermedad invisible, que un porcentaje muy elevado de personas padece sin darse cuenta y desarrolla sin mayor problema las defensas necesarias. No obstante, en la práctica totalidad de los casos el contagio se produce al ingerir los quistes del parásito en la carne poco hecha, verduras mal lavadas, embutidos o huevos crudos.

En el embarazo. El problema aparece cuando una mujer que no tiene anticuerpos queda embarazada, ya que en caso de enfermar el feto tiene un 40% de posibilidades de sufrir malformaciones. Por eso muchas mujeres, cuando quedan embarazadas, se deshacen de sus mascotas. Algunas veces mal aconsejadas por sus médicos. Algo completamente innecesario.
-A todas las mujeres se les hacen las pruebas de la toxoplasmosis en el primer control, si se demuestra que ya ha estado en contacto con el parásito, ya no hay de qué preocuparse. De no ser así, el riesgo de contagio sigue siendo mínimo y basta con seguir unas pocas indicaciones para evitarlo.
-La mayor parte de los gatos caseros nunca en toda su vida adquieren la toxoplasmosis. Lo que suelen contagiarse son aquellos que hacen vida al aire libre y comen carne cruda (cazan ratones y pajarillos).
-Los gatos que adquieren el parásito solo están en disposición de contagiar durante unas dos semanas a lo largo de toda su vida. Ya sería puntería que coincidiera con el embarazo de su dueña.
-Los parásitos se encierran en las heces del animal, pero para que sean contagiosos tienen que pasar al menos 24 horas. Bastaría por tanto con recoger a menudo los excrementos de la caja de arena del animal, empleando guantes y lavándose después bien las manos. O más sencillo: dejando que lo haga otra persona.
-De lo que realmente debe preocuparse es de comer carne bien hecha y frutas y verduras bien lavadas, que es la principal fuente de contagio.

¿Lo ven? No hay razón alguna para que cunda el pánico y pongamos en la calle al viejo Félix.

1 comentario:

Melisa dijo...

Esta gatita, y muchas más igual de guapas, se encuentran en adopción en www.gataweb.org